Sabes comunicarte con tu perro?

Un perro tiene muchas formas, a veces sutiles, de comunicarse con otros perros. Esta variedad de formas de comunicación también las intentan aplicar para comunicarse con nosotros pero no siempre somos capaces de entender lo que nos quieren decir.  Así que lo más sencillo será que aprendamos el “idioma” de los perros y no pretendamos que ellos hablen el nuestro.

 

Aprender el lenguaje canino es un de los objetivos principales de los Cursos de Educación y Adiestramiento de la Escuela Canina pero en este artículo os daré unos conceptos básicos sobre este tema.

 

Los perros para comunicarse utilizan el olfato, el gusto, el oído y la vista. 

 

Los perros tienen el sentido del olfato muy desarrollado y son capaces de obtener mucha información a través de él. 

Mas de una vez habremos visto a nuestro perro oler una rama, una roca o incluso los genitales de otro perro y después lamerlos, esto lo hacen para potenciar la extracción de información utilizando a la vez el sentido del gusto.

Para que nos hagamos a la idea de su capacidad de extracción de datos a través de la nariz, pondré el ejemplo de la bolsa de basura, a nosotros nos huele simplemente a basura, pero ellos son capaces de averiguar y diferenciar que productos hay en la bolsa.

 

Con los perros, casi siempre, los tonos que utilizamos para hablar con ellos tienen más significado que las palabras en sí. Esto es así porque entre ellos se entienden con los tonos de su comunicación vocal: gemidos, gruñidos, jadeos, resoplidos, ladridos fuertes…

Nosotros para facilitarlo usaremos tonos muy diferenciados:

- Cuando queramos recompensarlos usaremos tonos agudos y agradables intentando imitar su lloriqueo o ladrido de alegría.

- Cuando queramos reñirles bastará con un “No” en tono grave e imperativo. Similar a su gruñido de enfado o ladrido disuasorio.

- Cuando queramos darle una orden, intentaremos no repetirla más de una o dos veces y siempre en un tono mas parecido al “No” que al “muy bien”.

 

Al mismo tiempo que nos comunicamos con la voz también lo haremos con el lenguaje corporal, una vez más intentando imitar algunos de sus gestos:

- Cuando queramos felicitar a nuestro perro por algo que ha hecho bien utilizaremos mucho movimiento de manos y cuerpo en general asemejándonos a los perros que muestran su alegría moviendo la cola, la parte trasera de la espalda y finalmente todo el cuerpo con carreras y saltos.

- Cuando pretendamos mostrar enfado intentaremos imitar a los perros dominantes con una posición estática y erguida.

 

Nuestros canes también utilizan mucho la posición de las orejas, la posición de la cola y la mirada. Las dos primeras nos serán imposibles de imitar pero si podremos trabajar la mirada. Una mirada fija y directa hacia nuestro perro le mostrará nuestra dominancia o incluso amenaza, por el contrario, mirar hacia un lado o hacia el suelo ayudará a un perro tímido a acercarse a nosotros.

 

También es muy importante comprender sus gestos, para ello nada mejor que estudiar los gestos de nuestro cachorro desde que llega a casa, solo así podremos llegar a ser “adivinos” de sus conductas.

 

En próximos artículos hablaremos de las señales de calma o apaciguamiento de los perros que nos ayudarán a ampliar  nuestro conocimiento sobre el lenguaje canino.

Espero que estas pinceladas sobre la comunicación canina os sean de ayuda para mejorar la relación con vuestros peludos amigos.

 

Daniel Colominas

Educador Canino

www.laescuelcanina.com

 

Fuente de imagen: www.doggiedrawings.net

 


 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0