La llegada del cachorro a casa

El momento de traer a un perro a casa es muy feliz e ilusionante para nosotros, pero seguro que no lo es tanto para nuestro cachorro. Debemos saber que el perro es un animal de manada y la manada de nuestro pequeñajo, hasta ahora, era su madre y hermanos. Por tanto, lo hemos sacado del ambiente que él conocía y lo hemos apartado de su familia.  Ahora se sentirá inseguro y por ello, al principio, debemos darle tiempo y tranquilidad. Poco a poco inspeccionará por si mismo su nueva casa y nos irá conociendo, de modo que en pocos días nos convertiremos en su NUEVA MANADA.

 

El cachorro debe tener su propia cama o manta, no es recomendable que duerma en nuestra habitación y mucho menos en nuestra cama. Esto podría favorecer que el perro en el futuro fuera demasiado dependiente de nuestra compañía, llegando a crearle ansiedad por separación con nuestras  ausencias y dándole una apariencia equivocada de su lugar en la jerarquía de la manada.

 

Nuestro bebé perro necesita mucho nuestra atención y compañía pero también debe aprender a quedarse solo en casa, por ello lo iremos acostumbrando alargando poco a poco nuestras salidas de casa. Para ayudarle podemos dejar una radio o luz encendida y entregarle algunos juguetes.

 

Los cachorros también deben tener su lugar para comer y beber, evitando tirarle comida mientras nosotros estamos comiendo en la mesa. Ya que esto recompensaría que el perro nos molestara a nosotros o a nuestras visitas cuando estamos sentados en el comedor.

 

El ejercicio físico adaptado a la edad del perro es muy importante para conseguir tener un perro tranquilo en casa. Si el perro no “quema” la energía jugando con nosotros o con el paseo lo hará en casa y es muy probable que rompa cosas con sus carreras o se entretenga mordiendo nuestros muebles. Además de saludable el ejercicio es indispensable para el equilibrio psíquico del can.

 

Más adelante explicaré como empezar a enseñarle a hacer sus necesidades en el lugar correcto, lo importante de una correcta socialización, practicar las órdenes básicas...

 

Daniel Colominas

Educador canino

www.laescuelacanina.com

Escribir comentario

Comentarios: 0