Adiestramiento en Obediencia


La obediencia canina además de enseñar a los  perros a hacer ciertos ejercicios cuando se les da una orden, nos permite mostrar al can que a cambio de dejarse guiar recibirá recompensas. Estos ejercicios también son un modo de mejorar la relación del guía con su perro ya que se trata de interactuar y aprender a comunicarse correctamente.

 

 

Debemos comprender que el perro no habla nuestro idioma, pero nosotros si podemos imitar, en cierta manera, "su idioma", para ello en los cursos de obediencia se enseña a los dueños que tonos de voz y gestos deben utilizar y que programa de recompensas deben seguir.  

 

Las exigencias serán muy distintas según el objetivo que se persigue: el adiestramiento en obediencia será diferente si se entrenan perros de trabajo o utilidad (de rescate, buscadores de explosivos o narcóticos...), perros deportivos (schutzhund, agility....) o perros mascota.

 

 

La obediencia es fundamental para tener una convivencia agradable con nuestro perro y evitar peligros en ciertas situaciones: la orden de "quieto" puede evitar que el perro sea atropellado al cruzar una carretera sin nuestro permiso, la orden de "aquí" permitirá controlar al perro cuando se lanza detrás de una liebre en una zona peligrosa de la montaña...